El Salvador: facilitan entregas de encomiendas en las aduanas

blue-logistics-noticias-blog

La entrega más ágil de las encomiendas enviadas por los salvadoreños en el exterior a sus familias en el país se propone la Dirección General de Aduanas (DGA), adscrita al Ministerio de Hacienda, con la entrada en vigor de la nueva disposición administrativa.

A diario, la aduana recibe hasta más de 10 contenedores con cientos de cajas de encomienda que llegan, sobre todo de Estados Unidos. Ante la saturación que registraba en sus bodegas, la entidad decidió implementar un nuevo método para el despacho de las mercancías.

“El mecanismo de encomienda es un caos; teníamos envíos saturados de encomiendas de salvadoreños para sus familiares aquí. Ahí empezamos a ver cómo se agiliza este proceso, cómo se mejora”, reconoció el subdirector general de Aduanas, Abilio Vadillo. “Ahí viene de todo, viene ropa, vienen detalles”, añadió.

La disposición administrativa 009-2018 entró en vigor el pasado 1.º de junio y aplica a las encomiendas que ingresan al país por vía terrestre o marítima. Las que ingresan vía área tienen otro tipo de tratamiento, debido a que su volumen es menor.

El plan piloto se puso en marcha en diciembre de 2017. Las pláticas con los encomenderos iniciaron un mes antes. Una de las disposiciones de la DGA, tras las conversaciones, fue clasificar los envíos en los cuatro grupos más frecuentes: ropa, zapatos, juguetes y artículos de cuero. Se ha colocado, además, una báscula para pesar las encomiendas.

Antes todos los artículos que vinieran en una encomienda se sacaban y se clasificaban uno a uno.

“Hemos normado el proceso para gestionar una mejor entrega de encomiendas de nuestros compatriotas. Mejoramos la clasificación en cuatro familias de productos, anteriormente teníamos que estar revisando o realizando una declaración por cada producto que se está enviando, pero actualmente hemos dispuesto agrupar por familias. Con esto y por medio del peso determinamos el impuesto a pagar. Vamos a seguir mejorándolo”, agregó Vadillo.

Con la nueva disposición, el proceso se inicia con la descarga de los camiones que llegan con las encomiendas a una bodega ubicada en la aduana de San Bartolo, en Ilopango. Los paquetes pasan por revisión en los escáneres de rayos X, detalló Freddy Alfaro, administrador de Aduanas. “Si alguna caja tiene alguna sospecha se abre de manera inmediata”, apuntó.

La verificación física del contenido de las encomiendas se realiza frente al personal de Aduanas y del agente de Aduanas o tramitador. Las mercancías consideradas de riesgo son armas, explosivos y municiones, dinero, artículos y accesorios de carácter obsceno, mercancías de carácter comercial.

Luego, cuadrillas de trabajadores de las empresas de encomiendas sacan y revisan el contenido de cada paquete, los clasifican en los cuatro grupos antes referidos, y los pesan. Llenan la declaración de mercancía y la presentan ante la DGA para que un contador vista haga una verificación del producto. Se pagan los impuestos, en los casos en que aplique, y si no hay ninguna observación del personal aduanero se retiran las encomiendas.

Las encomiendas de hasta $200 no pagan impuestos, según el Decreto Legislativo 647. Las que sobrepasan ese monto deben pagar Derechos Arancelarios de Importación (DAI) e IVA, según su peso.

La DGA estima que el tiempo de entrega se ha reducido considerablemente. En 2017, el importador demoraba un promedio de 30 días en hacer su proceso, mientras que la DGA, 15 días. A partir de 2018, el importador tarda un promedio de 9.5 días en realizar sus procesos, y la DGA 6.6 días, según datos de la dependencia.

La disposición contempla que los encomenderos se registren ante la DGA. A la fecha hay cuatro empresas reconocidas por la Aduana. La idea, según la DGA, es tener un mejor control y comunicación con las personas que hacen este tipo de trabajo.

El importador de encomiendas debe identificar la encomienda con el número de contrato o nombre del destinatario.

El formato a utilizarse para hacer la declaración de mercancía es la Declaración Única de Tránsitos (DUT) o la Declaración de Mercancías para el Tránsito Interno (DMTI).

“Al compatriota que contrata a estas empresas le da una certeza de que no le dejen sus mercancías en abandono, que es una de las situaciones que en el pasado venía a golpear a este rubro, porque cualquier persona natural hacía una importación de estas encomiendas, y como no estaba controlado no querían pagar los impuestos y quedaban ahí”, cuenta David Morales, jefe de Operaciones de la DGA.

El horario de atención en la aduana de San Bartolo es de 7 de la mañana a 5 de la tarde de lunes a viernes, y los sábados trabajan hasta el mediodía.

infografia-procesos-aduaneros-blue-logistics-blog

Fuente: www.eleconomista.net

Martha Castellanos

Martha Castellanos

Leave a Replay